Blog de noticias
Promociones Luis Barros
Comparte esto en:
10/07/2013
Diez motivos para elegir el blanco para tu cocina

El blanco nos proporciona una sensación acogedora de luminosidad, amplitud y frescor, perfecta para cualquier estancia. Se trata de un color atemporal, que encaja con cualquier estilo. Por eso, es uno de los colores preferidos para las cocinas. Si todavía no sabes todas las ventajas que ofrece este color a tu cocina, sigue leyendo y descúbrelas.

Luminosidad: El color blanco nos ayuda a multiplicar la luz en el espacio, generando una mayor sensación de claridad. Esto, como es lógico, resulta perfecto para todas las cocinas, pero, en especial, para aquellas oscuras, sin ventana o interiores. Como la luz que se ha ganado con esta una cocina de Valporta.


- Amplitud: Debido, entre otras cosas, a esta mayor luminosidad, el blanco es un color que también genera sensación de amplitud. Así, es ideal para cualquier tipo de cocina, pero, sobre todo, para aquellas de tamaño reducido o con isla central.


- Perfecto para cualquier estilo: El blanco es un color neutro, básico. Sus múltiples ventajas hacen que sea el color típico a la hora de decorar cualquier cocina, sea cual sea el estilo de esta: minimalista, clásico, contemporáneo, rústico…


- Atemporalidad: Una de las ventajas del uso del blanco en la cocina es la atemporalidad de este color. Es perfecto para cualquier estilo, pero también para cualquier momento, ya que nunca se pasa de moda, lo que permite alargar la vida de nuestra cocina. Es el caso de este modelo de Valporta.


- Múltiples combinaciones: Además de su atemporalidad y sus grandes posibilidades en cuanto a estilos, el blanco resulta el color perfecto, bien para usar de base en la decoración de la cocina, bien para combinar con cualquier otra tonalidad. Esta última opción nos permite lograr un toque de color sin tener que renunciar a la luminosidad y la amplitud que nos proporciona el blanco.


- Acabados: La elección de los diferentes acabados dependerá de nuestros gustos, pero también del estilo de la cocina. Así, en una cocina moderna, podemos decantarnos por unas puertas lacadas, que multiplican la luz en el espacio y dan una sensación más actual, mientras que en cocinas más clásicas o rústicas podemos elegir acabados mates, menos fríos y más acogedores.


- Pulcritud: El blanco, además, genera una sensación de pulcritud perfecta para la cocina. Eso sí, también puede suponer una desventaja si no sabemos mantener este espacio totalmente limpio. Lo ideal es, si optamos por una cocina blanca, elegir aquellos materiales y acabados que resultan más prácticos a la hora de limpiar.


- Cálida frialdad: Aunque estas cocinas tienen muchas, muchas ventajas, otro de los inconvenientes de elegir el blanco para esta estancia puede ser la sensación de frialdad que puede generar. Para evitarla, siempre podemos optar por darle un toque de color al espacio mediante los textiles y los complementos, o, simplemente, ayudarnos de algunos de estos elementos para decorarla.


- A tener en cuenta…: A la hora de elegir color y materiales para nuestra cocina, también hemos de tener en cuenta la practicidad y nuestras necesidades, en cuanto a limpieza, luminosidad, amplitud… 


- Aire sofisticado: Sea como sea, el blanco nos ayuda a darle un aire elegante, sofisticado, acogedor y hasta impactante a nuestra cocina.